Buscar
  • inpuertoricomagazine

JULIANNE MOORE “A nadie le encanta ser diferente”


Las playas de Cannes estaban adornadas con publicidades de cine y la alfombra roja cumplía una prohibición de selfies cuando, entre las invitadas más famosas –sin haber estrenado una película–, sorprendió la llegada de Julianne Moore.


Julianne Moore 2019, Cannes.

Con ella nos sentamos frente al Hôtel Martinez, a orillas del mar Mediterráneo, un lugar espectacular, escenario perfecto para una película. Allí conversamos de su prolífica carrera y su participación en su película más reciente, After the Wedding, adaptación de un filme danés y en la que fue dirigida por su esposo.

¿Cuál considera el rol más original que ha tenido en el cine?

Espero que todos (ríe). Para mí, la palabra “original” significa libertad para trabajar. Me gusta ser feliz donde vivo y controlar lo que puedo controlar, pero, en mi trabajo, me gusta sentir que estoy viviendo igual que el personaje frente a la cámara… Para eso, se necesita originalidad.

¿Cómo fue la experiencia de que su esposo, Bart Freundlich, la dirigiera en After the Wedding?

Fue estupendo. After the Wedding es la adaptación de un drama danés, una película que fue nominada al Oscar como “Mejor Película Extranjera”, dirigida por Susanne Bier.

¿Es cierto que los roles protagónicos de esta película, que son dos mujeres (Julianne y Michelle Williams), originalmente eran hombres?

Correcto.


Julianne Moore 2018, Direct TV House, Toronto.

¿Cómo se tomó esta decisión?

Yo quería protagonizarla... Mi esposo estaba escribiendo la adaptación del guión cuando decidió dirigirla. Después, di el paso y le dije: “Si la vas a dirigir, me gustaría interpretar este rol (Theresa Young)”. Las historias no tienen que estar limitadas a un género y es muy fácil cambiar un rol masculino por uno femenino, y eso es lo que hicimos.

Alcanzar la fama cuando ya tenía 30 años, ¿le ha ayudado a lidiar con ella?

No sé si “fama” sea la palabra correcta, pero tuve suerte. Empecé a trabajar después de la universidad, en televisión y luego en cine. Todo fue saliendo de a poco y me permitió desarrollar un gusto artístico que ha sido muy importante para mí. Hoy puedo hacer cualquier trabajo, pero sé lo que me gusta y los roles que prefiero. Eso es lo bueno de haber contado con un proceso de crecimiento.

¿Alguna otra lección que haya aprendido tarde en la vida?

Sí, aprendí a nadar a los 26 años (ríe)… Cuando era niña, y en el verano mis amigas tomaban clases de natación, yo iba a casa de mis abuelos, donde no visitábamos ninguna piscina. Llegó el momento en que ya era demasiado grande para tomar clases de natación y dejé de ir al agua. Luego de los 20 años tuve que aprender… para no ahogarme. Fue una buena decisión.


Julianne Moore 2015, Oscar.

¿Es verdad que un representante le dijo una vez: “Trata de verte hermosa”?

Sí, y ya no estoy con ese representante (ríe). Recuerdo que me sorprendí un poco, pero no me importó porque yo sabía que era diferente como actriz.

¿Siempre se sintió tan cómoda consigo misma?

No. A nadie le encanta ser diferente ni ser parte de la minoría; es algo psicológico, especialmente en la niñez. Todos queremos ser iguales; parecernos, al menos; hablar igual. Y, en mi niñez, ver que mi color de pelo y mis pecas resaltaban del resto, me hacía sentir incómoda. Es algo que plasmé en un libro infantil, Freckleface Strawberry, donde traté de expresar que todos sentimos lo mismo.

¿En la adolescencia ganó más confianza?

No es algo que se va cuando creces. En la adolescencia seguía teniendo pelo rojo y pecas, y me seguía sintiendo igual, pero ya tenía otras motivaciones. Muchas veces, ciertas cosas que sentimos en nuestra niñez no se van tan fácilmente; simplemente, se vuelven menos importantes.

¿Cuál es el mejor lugar para estrenar una película?

Como festival de cine, Cannes significa mucho para mí, especialmente viniendo de Estados Unidos, porque quiere decir que me reconocen en uno de los festivales de cine más grandes del mundo... Y estar en un lugar entre tanta gente de cine, para aplaudirlos como invitada, es maravilloso. Es un evento muy especial e impredecible.

¿Lleva la cuenta de las veces que ha estado en Cannes?

Si no me equivoco, nueve.

¿Cuál recuerda con más cariño?

La segunda, en la que estuve con el director de la película Savage Grace. ¡Fue tan divertido! Lo pasamos fantástico y me parece que la película se proyectó en la playa.


¿Y cuando ganó el premio de Cannes con Map of the Stars, en 2014, antes de ganar el Oscar con Still Alice?

Fue muy importante ganar en Cannes con Map of the Stars. Yo creía que nunca iba a ganar, incluso después de haber vencido en Venecia y Berlín, porque es inusual que le den un premio a una actriz estadounidense. Hasta mi familia se sorprendió por lo emocionada que estaba.

¿Qué pasa por su mente al caminar sobre la alfombra roja durante un estreno?

Realmente, no pienso en nada. Mi mente está totalmente en blanco. Para mí, es un verdadero esfuerzo pasar de un extremo al otro.

¿Y antes de ir a una alfombra roja, cuando se está preparando?

A la hora de prepararme hay mucha ansiedad. Sé que todos me van a mirar y sería muy extraño que no sintiera ansiedad, pero es algo que se torna más fácil con la práctica. Me encanta la alfombra roja de Cannes, por ejemplo, porque no tengo que dar entrevistas. Eso lo hace mucho más fácil.

#CINEIN

In Puerto Rico Magazine, Revista In, In Puerto Rico. moda, belleza, lifestyle, gastronomia. revista puerto rico, portada.

© 2019 IN PUERTO RICO MEDIA GROUP, Inc. All Rights Reserved. Puerto Rico