Buscar
  • inpuertoricomagazine

ROSA SALAZAR UNA CON “ALITA”


“Me puedo ver a mí misma en ella, me uní con el personaje”, dice la actriz estadounidense de origen peruano Rosa Salazar acerca de su interpretación de “Alita”, la cyborg que protagoniza el filme Alita: Battle Angel, que estrenó hace unos días en las salas de cine de la Isla.


La película de acción y 3D fue dirigida por el genio de ascendencia mexicana Robert Rodríguez y coescrita por James Cameron, dos grandes del ámbito cinematográfico y razones clave para que la actriz de 33 años –reconocida, entre otras, por sus intervenciones en The Kindergarten Teacher (2018) y Maze Runner: The Death Cure (2018)– decidiera ser parte de este trabajo innovador y de avanzada, que utiliza la novel técnica de captura de actuación (performance capture).

A continuación, conoce un poco más acerca de Rosa, una joven actriz orgullosa de sus raíces latinas y que ya está pisando firmemente en el competido mundo hollywoodense.

¿Cómo supiste de este proyecto y cuándo te involucraste con él?

Hace como dos años. Mi agente me dijo: “Hay una película llamada Battle Angel. ¿Te gustaría audicionar para Robert Rodríguez?”. Ya sabía un poco de la película, pues, hace años, James Cameron me había hablado sobre filmarla. Leí el guión y era asombroso.


¿Qué te atrajo de Battle Angel?

Lo primero, Robert Rodríguez. Es latino y quería trabajar con él desde hace años. Es un cineasta icónico… Amé Desperado; fue lo primero que vi de su trabajo. Vi la película con mi mamá cuando era bien joven y me enamoré del filme. Es una narración fuerte y emotiva; una historia de amor con explosiones y muy visceral, con armas y tiroteos en las cantinas. Me gustan mucho los valores cinematográficos de Robert… Y, desde luego, estaba James Cameron. Como Robert, crea historias con personajes femeninos fuertes y definidos. Todo empieza con la labor de escritura.

¿Te resultó atractivo el hecho que fuese una interpretación basada en la captura de actuación?

Sí. Quería hacer algo con la captura de actuación, pues me encanta descubrir nuevas maneras de amoldar mi oficio. Fue una combinación de cosas que me atrajo a la película: el guión y la categoría de estos dos hombres que saben dirigir a una mujer dinámica y que lucha por algo. También, el estudio que realizó la película, pues he trabajado con Fox durante tanto tiempo que simplemente los amo. Las estrellas se alinearon para esta película y quería ser la mujer que estuviera al frente de una franquicia con un gran presupuesto, solo para demostrar que una latina puede ser la cara de una película con estas características.

¿Es la interpretación con captura de actuación distinta a la actuación normal?

Al principio uno piensa que hay una enorme diferencia, pero, al hacerlo, te das cuenta de que no, excepto que te tienes que acomodar a trajes de hule, los pequeños puntos en el traje, llegar todos los días para que te escaneen al sistema, utilizar un casco, tener siempre un brazo con equipo sobre tu cabeza, tener todo ese peso extra, compensar por el peso y luego --cuando te quitan el casco-- que tu cabeza se incline en la dirección contraria. Son cosas que tienen que ver con el cuerpo, cosas físicas con las que tienes que lidiar e incorporar como actriz. Pero, en términos de la actuación, encuentro que es bastante similiar.

¿Tuviste que exagerar algunos movimientos?

Hay cosas que tienes que sobrecompensar en las expresiones faciales y con los músculos del cuerpo. Si estás haciendo una escena de lucha, estás apuñalando y quieres que se note en el rostro del personaje, tienes que exagerar esos movimientos. Pero, fuera de eso, es solo tratar de actuar con todo este mundo de cosas que están sucediendo a tu alrededor.


¿Hiciste algún tipo de investigación para prepararte?

Soy tan fanática de Andy Serkis que he visto cada uno de sus behind the scenes. Vi a Benedict Cumberbatch como “Smaug” y muchas de las películas de los Simios, que fueron hechas por Weta Digital Effects, quienes también hicieron Alita. Hablé con el técnico, Paul Álvarez, quien me iluminó acerca del proceso, y voy a Manhattan Beach Studios para seguir a James como director de captura de actuaciones, pues es ahí en donde se pueden ver los aspectos técnicos interesantes. Mientras yo estoy tratando con cosas que tengo que incorporar en la captura de movimiento, James está tratando con otros 75 millones de cosas que tiene que incorporar para hacer que todo funcione. La captura de actuación es tan interesante…

Suena como si te estuvieses preparando para dirigir una película de captura de movimiento...

En secreto lo estoy haciendo. Quiero aprender, y siento que Robert y James responden a eso; ellos quieren ser mis mentores. Hay gente en este negocio que no piensa así y eso está perfectamente bien, pero a Robert y a James les interesa. Son muy generosos con su sabiduría.

Hablemos de Alita, el personaje. ¿Quién es ella?

De la misma manera en que integras la captura de actuación cuando estás en escena, Alita es una chica regular (con la peculiaridad de) que está hecha de partes cibernéticas y tiene una historia loca y traumática. Alita es muy parecida a mí; tiene toda una gama de emociones. Es insegura, audaz, valiente, fuerte, curiosa, desafiante, poderosa y débil. Tiene un alma auténtica y muchas veces la pone al descubierto. No soporta a los tontos y no ofrece excusas. Ella no sabe quién es, está aprendiendo todo. Ahora, ella ha vuelto a despertar.

No solo no sabe quién es, sino que tampoco sabe dónde está.

Sí, se despierta en Iron City, un depósito de basura postapocalíptico. Mi personaje despierta, pero no sabe cómo es el mundo. Ella, al principio, no lo ve como un lugar desagradable, horrible o violento. Alita está con los ojos bien abiertos y dispuesta a aprender, y lo que descubre pronto es que hay fuerzas que amenazan el mundo. Hay personas oportunistas que no tienen problemas con echar a perder tu vida para conseguir lo que necesitan. Al principio, ella no sabe nada acerca de quién solía ser, pero sabe que hay algo oculto. Así que, cuando el mundo empieza a presionarla y luchar en su contra, ella empieza a luchar también, y es ahí cuando descubrimos que es alguien extraordinario con un alma y entrenamiento de guerrera. Mientras más surgen sus recuerdos, más descubre quién es.

Emotivamente ella es humana, pero en términos de sus capacidades físicas… ¿la tuviste que interpretar ligeramente...

¿Robótica? No. Aunque había practicado con una amiga que me ayuda a leer los diálogos, estaba muy rígida, muy Ex Machina. Tenía todos estos intricados movimientos con los dedos y cosas así... Pero, justo antes de entrar a la audición, pensé: 'Ella no es un robot, sino una cyborg. Su cuerpo fue creado por “Ido” (Christoph Waltz), quien es un cirujano cibernético, así que él sabe lo que está haciendo. Ella no se mueve de una manera tan rígida. De hecho, se mueve de manera similar a un gato, aun más suave que una persona normal. No solo no es un robot; sus movimientos corporales son muy fluidos.

Cuando los actores hacen captura de actuación, a menudo el personaje que interpretan no se parece a ellos, pero Alita tiene una cantidad razonable de ti en ella.

Es una versión animé de mí misma.


¿Y qué te parece eso?

¡Genial! Ese siempre fue el plan. Entre más editaban y dibujaban la película, se parecía más a mí, lo que me resultaba inquietante pero también maravilloso. Utilizaron mucho mi cara real, las mismas cicatrices, hoyuelos, músculos, líneas, zurcos e imperfecciones para que el personaje se pareciera a mí. Tuve que cambiar mi postura, pues los cyborgs no andan jorobados y yo tengo la peor postura. Se ve asombrosa y, aunque todo es una creación en computadora, se siente como si fuese yo. Me puedo ver a mí misma, me uní con el personaje.

¿Tuviste que aprender muchas habilidades de lucha?

Sí, y el entrenamiento casi me mata. Cuando comencé estaba fuera de forma, no tenía condición física. Entrené con Keith Hirabayashi durante meses. Me cambié a una dieta a base de plantas y fue algo muy duro. Nunca había cambiado mi dieta de esa manera.

¿Sientes, de alguna manera, que tienes un cuerpo distinto?

Bueno, ahora soy vegana. James me convenció de convertirme en vegana y él tiene razón, es mejor una dieta basada en plantas. Así que sí, estoy constantemente descubriendo que mi cuerpo es distinto, pero me siento más fuerte y capaz.

¿Cómo fue trabajar con Christoph Waltz?

No sé por qué, pero no fue intimidante, aunque tiene una presencia muy fuerte. Empecé muy emocionada y eso nunca decayó. El día que lo conocí, él estaba haciendo algunas pruebas de cámara y yo me estaba asomando detrás de una cortina, tratando de captarlo en su estado natural. Él es muy amable, tiene una personalidad muy poderosa y centrada. Siempre está presente y te mira a los ojos. No es egoísta con su talento. Te acompaña y, cuando estás con él, estás en buenas manos. Además, es muy chistoso. No soporta a los tontos... Él te va a decir exactamente lo que está sucediendo. Fue un honor trabajar con él. Siento que he logrado una de las metas de mi vida.

Otra persona con la que compartes muchas escenas es Keean Johnson. ¿Cúal es la dinámica entre ustedes?

Yo soy muy escandalosa. Sabes que estoy en un lugar, pues me puedes oír. Soy fuerte y Keean es un joven extremadamente gentil y discreto. Es alguien callado que va con la corriente. Nos encontramos en un lugar intermedio en donde él me busca para que le dé rumbo y consejo, y yo lo busco para tratar de ser más amable. Tomo de él algo de su felicidad. Soy una criatura muy emotiva y Keean es muy estable. Él tiene una calma interior que permea todo. Yo de ahí me alimento y de alguna manera nos ayudamos mutuamente. Es mi amigo. ¡Lo amo!

#CINE

In Puerto Rico Magazine, Revista In, In Puerto Rico. moda, belleza, lifestyle, gastronomia. revista puerto rico, portada.

© 2019 IN PUERTO RICO MEDIA GROUP, Inc. All Rights Reserved. Puerto Rico