Buscar
  • inpuertoricomagazine

PORSCHE Y SU AFFAIR CON LOS FILMES

Porsche y las películas es uno de los matrimonios más duraderos de la industria cinematográfica. Decir Steve McQueen y Le Mans es más que suficiente.



En momentos en que debemos estar en casa, Porsche hace un repaso de algunas películas en las que los deportivos de Stuttgart han sido protagonistas.


911 en acción El icónico 911 ha sido protagonista, no solo en cintas reales, sino en dibujos animados, entre esos, Cars (2006). Las estilizadas curvas del modelo resultaron ideales para dar vida a Sally, la abogada de Radiator Springs, el pueblo de autos a donde llega El Rayo McQueen y se enamora del 911 Carrera azul.




Bad Boys (1995) supuso el salto al cine de Will Smith. El Porsche 911 Turbo que conduce su personaje ayudó a que su paso de la pantalla chica a la grande fuera exitoso. El motor de 3,600 c.c. entrega pura velocidad y adrenalina a este Porsche de color negro.



La escena más recomendada se da en la pista de un aeropuerto, donde los policías a bordo del 911 Turbo persiguen al villano de la película, que termina estrellándose contra una pared y es arrestado.



En la tercera secuela de esta serie, Bad Boys for Life (2020), nuevamente el 911 es protagonista. En esta ocasión se trata de un 911 Carrera 4S modelo 2020 de color azul, que protagoniza una persecución dentro de un centro comercial, así como en otra escena de adrenalina en una autopista.



En Gone in 60 Seconds (2000), un 911 de la serie 996 de 1999 y un 911 Turbo de la serie 993 de 1997 son dos de los 50 vehículos codiciados por la banda de ladrones liderada por Nicolas Cage y Angelina Jolie. En esta cinta aparecen otros tres modelos Porsche: 356B Speedster de 1961, 959 de 1988 y Boxster de 2000.



En No Man's Land (1987), en la que Charlie Sheen interpreta a un policía infiltrado en una banda de ladrones de autos Porsche, hay una gran cantidad de ellos. Esta es una película que todo amante de Porsche debe ver. Tiene innumerables escenas de persecución; la más representativa empieza en un estacionamiento y termina en las calles de Los Ángeles, donde los dos protagonistas evaden a su rival. Además del 911 SC Cabrio que conduce Sheen, hay un 911 Targa, un 911 Flat Nose, un 911 SC y un 911 Turbo serie 930.



Varios críticos afirman que esta película inspiró otras, entre ellas, Fast and the Furious. Precisamente en la quinta secuela de esta serie (2011), el fallecido Paul Walker conduce un 911 GT3 RS. Bueno, en realidad no es un GT3, sino un 911 Carrera de la segunda generación de la serie 996.


Otros Porsche en la pantalla grande Por mucho peso simbólico que tenga el 911, la marca tiene otras maravillas en su catálogo cinematográfico.



En la película Spy Game (2001), protagonizada por Robert Redford y Brad Pitt, el agente de la CIA que interpreta Redford conduce un clásico vintage de la marca, el Porsche 912. La escena final con Redford dejando atrás a los agentes de la CIA en su auto, después de haberse salido con la suya, es imperdible.



También hay que recordar al Porsche 356 Cabriolet de 1956 que poseía Eddie Murphy en 48 Hours (1982). En esta película interpretaba a Reggie Bannister, un delincuente común que tenía que colaborar con el policía bruto (interpretado por Nick Nolte) para encontrar el dinero de un robo. El polvoriento Porsche que guarda Bannister en un garaje tiene su importancia a la hora de resolver el misterio, y la escena del paseo por las calles de San Francisco permite ver todos sus ángulos.


En esta lista de recomendaciones también está Scarface (1983). En ella, el diabólico pero carismático Tony Montana (interpretado por Al Pacino) conduce un Porsche 928 S, uno de los clásicos de los años ochenta del fabricante de autos.



De este mismo año es Risky Business, una comedia en la que un joven de 17 años, padres ausentes y un Porsche 928 son algunos de los ingredientes. Tom Cruise aprovecha el viaje de sus padres para hacer la transición a su edad adulta. Lo triste es que el preciado Porsche 928 de sus padres termina en el fondo de un lago.


Mientras, en Top Gun (1986), el mismo Cruise interpreta a un piloto de la fuerza aérea que tiene un romance con su instructora (interpretada por Kelly McGillis). En el filme, la actriz conduce un Porsche 356 Speedster.



Ni siquiera Woody Allen pudo resistir incluir un Porsche en una de sus películas. En Anything Else (2003), su personaje, un fracasado artista neoyorquino, conducía un Porsche 356 Cabriole



Turno para el Mission E Los niños también son fanáticos de Porsche. En Playmobil: The Movie (2019), el auto eléctrico del agente secreto Rex Dasher es el Mission E, prototipo sobre el cual está basado el auto de serie ciento por ciento eléctrico de Stuttgart, Taycan, lanzado al mercado en septiembre de 2019.



El clásico eterno No es posible hablar de cine y autos sin hablar de Le Mans (1971). En ella, Steve McQueen personifica a un piloto de carreras a bordo de un Porsche 917 KH que disputa las míticas 24 Horas de Le Mans.



Desde el comienzo de la película, McQueen recorre en un Porsche 911 S las calles de Le Mans, donde es disputada la prueba francesa de resistencia.



Protagonismo tras bambalinas Porsche también ha brillado tras las cámaras. Un 911 ST 2.5 sirvió para llevar la cámara en varias escenas de The Speed Merchants (1972), documental sobre el Campeonato Mundial de Constructores de 1972, en el que los pilotos Mario Andretti y Vic Elford presentan detalles secretos de las carreras de Daytona, Sebring, Targa Florio, Nurburgring, Le Mans y Watkins Glen.

In Puerto Rico Magazine, Revista In, In Puerto Rico. moda, belleza, lifestyle, gastronomia. revista puerto rico, portada.

© 2019 IN PUERTO RICO MEDIA GROUP, Inc. All Rights Reserved. Puerto Rico